Situación actual de los VMPs

Situación actual de los VMPs en Albacete

Actualmente en Albacete no existe una regulación sobre este tipo de vehículos, lo cual genera desconcierto entre los usuarios de este tipo de transporte, que no saben exactamente por dónde circular o a qué atenerse. También se crean situaciones no deseables que ocurren frecuentemente entre los VMPs y el resto de ciudadanos, como pueden ser vehículos a motor, bicis o incluso peatones.

Situación actual de los VMPs

¿Qué ocurre con los vehículos tradicionales?

Cuando un VMP intenta circular por la calzada en calles de velocidad adecuada (es decir, NO circulando por avenidas amplias o circunvalaciones), a menudo se suele encontrar con las siguientes situaciones de maltrato, provocadas por los coches:

  • No nos ceden el paso cuando el VMP tiene preferencia por un ceda
  • Nos adelantan a escasos centímetros, generando situaciones de peligro
  • Nos pitan si vamos por el centro de la calzada (para evitar el punto anterior)
  • Nos increpan que “tenemos que ir por las aceras” (cuando no deberíamos)

Situación actual de los VMPs

¿Y con las fuerzas de seguridad?

Al no existir regulación, cada policía interpreta las indicaciones de la DGT y las regulaciones que ya existen en otras ciudades a su mejor parecer, por lo que se produce la paradoja de que recibimos “indicaciones” dispares entre si, en función del agente que te toque. Esto crea incomodidad entre los propios agentes y también entre los usuarios de VMPs, que no saben a qué atenerse.

Situación actual de los VMPs

Con las bicis tampoco hay entendimiento

Las bicis tienen sus propios carriles, conseguidos tras muchos años de lucha en los que ha quedado claro que es un sistema de transporte limpio. Es lógico que vean a unos “vehículos” motorizados (sin requerir asistencia física) como algo que no debería pertenecer a los carriles bici, por lo que no los reciben con buenos ojos. Es cierto que las velocidades de la mayoría de patinetes son equivalentes a las de las bicis eléctricas, pero solo el tiempo y una regulación a nivel nacional determinará si el carril bici debería pasar a ser algo más inclusivo (¿eco-carril?) o si los VMPs se limitarán al uso de calzadas.

Situación actual de los VMPs

En resumen...

La falta de legislación y de concienciación (o convicencia) hace que los VMPs que van por la calzada o carriles bici sean recriminados e incluso insultados, lo cual hace que moverse por la ciudad en un vehículo respetuoso con el medio ambiente, sea a veces una experiencia desagradable.

Esta misma situación la han sufrido las bicis, y como ellas, los VMPs también han venido para quedarse. Tan solo pedimos una regulación justa y adecuada para todos, con el fin de ayudar a mantener la convivencia, ayudando de paso al medio ambiente y a reducir el tráfico de nuestra ciudad.

¿Tan difícil es buscar una situación de bienestar y cordialidad en la que todos nos respetemos?